POLIS – CIVITAS

Inicio » Filosofía analítica

Category Archives: Filosofía analítica

Las categorías, los conceptos y las ideas.

Percy C. Acuña Vigil


«Dos cosas colman el ánimo con una admiración y una veneración siempre renovadas y crecientes, cuanto más frecuente y continuadamente reflexionamos sobre ellas: el cielo estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí E. Kant

Referencia

Contenido
1.    Categorias
2.    Las Ideas
3.     ¿Qué es un concepto?
3.1.    El concepto como “constructo” mental
3.2.    El concepto como sujeto de un predicado en la afirmación de un enunciado

  El concepto de lo Categórico   

1.    Categorias
Se denominan categorías a las nociones más abstractas y generales por las cuales las ideas y los objetos son reconocidos, diferenciados y entendidos. Mediante las categorías, se pretende una ubicación jerárquica de elementos. Elementos muy parecidos y con características comunes formarán un grupo (categoría), y a su vez varias categorías con características afines formarán una categoría superior.

La Idea de Categoría  (en el sentido en que se utiliza en la teoría del cierre categorial ) tiene que ver principalmente con las totalidades atributivas (y, a través de éstas, con las totalidades distributivas).  Una categoría, a efectos gnoseológicos, es una totalidad atributiva en la que ha sido posible concatenar, por cierres operatorios, unas partes con otras en círculos de radio más o menos amplio, intercomunicados entre sí. Las categorías no son, según esto, meros recursos taxonómicos; tienen una dimensión arquitectónica.

Las categorías constituyen una ejecución del principio platónico de la symploké (aun cuando este principio no implique, de por sí, el principio de las categorías), según el cual «no todo está vinculado con todo» . Las categorías son los círculos tejidos por los términos y proposiciones, vinculados conceptualmente (y, en el mejor caso, científicamente) ; lo que no quiere decir que las categorías sean círculos o esferas independientes, «megáricas» .

2.    Las Ideas
Las Ideas atraviesan varias categorías, o todas ellas: son «trascendentales»; sin embargo, las Ideas no dan pie para una construcción científica estricta, y su estudio corresponde a la filosofía (que, por tanto, no es una ciencia, sin que esto signifique que sea una construcción gratuita, arbitraria o irracional).

Las ciencias, en cambio, se mantienen en los diferentes recintos categoriales y constituyen el mejor criterio para determinar una lista, si no una tabla, de categorías («tantas categorías como ciencias» en lugar de «tantas ciencias como categorías»).
Concepto se utiliza aquí en correlación con Idea. Nos referimos a los «conceptos objetivos», no a los «conceptos subjetivos» (entendidos por los escolásticos como resultados del primer acto de la mente).
Concepto (objetivo) es la determinación (delimitada frente a otras) de cualquier contenido (término, relación, operación) dado principalmente en un proceso de cierre categorial:
«concepto de triángulo» – término
«concepto de homotecia» – relación
«concepto de adicción» – operación

Los conceptos objetivos se mantienen en el ámbito de una categoría. Las ideas se forman principalmente sobre conceptos de categorías diferentes. Las ciencias positivas utilizan conceptos; las Ideas constituyen el campo de la filosofía. Según esto, las Ideas (objetivas) son una determinación resultante de la confluencia de diversos conceptos que se conforman en el terreno de las categorías (matemáticas, biológicas, &c.) o de las tecnologías (políticas, industriales, &c.), como puedan serlo las Ideas de Causa, Libertad, Estructura, Materia, Categoría, Razón, Ciencia, Hombre, &c.

El análisis de las Ideas, orientado a establecer un sistema entre las mismas, desborda los métodos de las ciencias particulares y constituye el objetivo positivo de la filosofía. La Idea de Libertad, por ejemplo, no se reduce al terreno de la política, del derecho, de la sociología, de la moral o de la psicología; también está presente en la estadística o en la mecánica («grados de libertad»), en la física o en la etología: cada una de estas disciplinas puede ofrecer conceptos categoriales precisos de libertad, pero la confrontación de todos estos conceptos, desde la perspectiva de la Idea de Libertad, rebasa obviamente cada una de estas disciplinas y su consideración corresponde a la filosofía.

3.     ¿Qué es un concepto?
Un concepto es una unidad cognitiva de significado, una idea abstracta o mental que a veces se define como una “unidad de conocimiento”.

Los conceptos son construcciones o imágenes mentales, por medio de las cuales comprendemos las experiencias que emergen de la interacción con nuestro entorno, a través de su integración en clases o categorías relacionadas con nuestros conocimientos previos.

La comunicación tiene tres partes. La más notoria es la “forma”, lo que denota cómo se produce la comunicación, el comportamiento usado para comunicarse. El “uso” es otra parte de la comunicación. ¿Cuál es su propósito? ¿Compartir información, conseguir la atención de otro, solicitar algo, hacer o responder preguntas? Todas estas son razones por las cuales nos comunicamos. La tercera parte de la comunicación es el “contenido”, la que se relaciona con el significado.

La formación del concepto está estrechamente ligada al contexto; esto significa que todos los elementos, incluyendo lenguaje y cultura, y la información percibida por los sentidos que sea accesible al momento en que una persona construye el concepto de algo o alguien, influyen en la conceptualización. El conocimiento de la experiencia siempre es concreto, tiene una referencia a una cosa, una situación o algo que es único e irrepetible; la experiencia siempre es subjetiva.

3.1.    El concepto como “constructo” mental
El concepto es una representación gráfica de la simbología representativa de las palabras, son “construcciones” mentales de todo lo que nos rodea, podemos percibir, como efectivamente lo hacemos con símbolos que definen el mundo que nos rodea.

El constructo nos hace ver las cosas de la misma manera, es asi como para todos los hispanoparlantes silla es un artefacto que se utiliza para sentarse, o cantar es la acción ejercida por el cantante que interpreta música. En definitiva los constructos o conceptos nos colocan en disposición del entendimiento.

3.2.    El concepto como sujeto de un predicado en la afirmación de un enunciado
El concepto de lo Categórico
En lenguaje coloquial parecería estar relacionado con categoría entendida ésta como grado de jerarquía social que ocupa una determinada persona o cargo institucional, generalmente relacionada con el ejercicio del poder en todos sus campos.
Pero no suele usarse en ese sentido. Su uso ha quedado restringido al calificativo de un discurso o una afirmación que no admite discusión. Tal referencia es un producto derivado de su uso en filosofía.

Como término propio de la filosofía:
Aunque pudiera parecer que se aplica a todo lo relativo a las categorías, sin embargo adjetiva a otros conceptos con algunos matices específicos:
•    De manera general lo categórico hace referencia al discurso en el que se afirma algo como verdadero y sin condiciones. Por asimilación también hace referencia a un enunciado afirmativo.

La filosofía de escuela analítica suele aceptar que la verdad (o la falsedad) es una propiedad que sólo tienen los portadores de verdad. Por definición, los portadores de verdad son aquéllos objetos que pueden adquirir un valor de verdad (ya sea Verdadero, Falso u otro, si es que existen más). Algunas propuestas identifican a los portadores de verdad con las proposiciones. Una proposición es aquéllo que:
o    Puede tomar un valor de verdad: verdadero, falso o (si existen más valores de verdad), algún otro.
o    Puede ser el sujeto de una actitud proposicional: podemos pensar en ellas, creer en ellas, desearlas, etcétera.
o    Puede ser enunciada mediante los lenguajes, pero su existencia es independiente de la existencia de los lenguajes.
o    Son objetos abstractos. Es decir, aunque existen, no tienen localización temporal ni espacial.

3.2.1    Los criterios de verdad
Los criterios de verdad definen qué se entiende por “verdad” y nos ayudan a decidir si una proposición es verdadera o falsa. Hay diferentes criterios de verdad, aplicables a distintos tipos de proposiciones:

La teoría de la correspondencia de la verdad o adecuación , El criterio de coherencia , La teoría del consenso , El Pragmatismo o criterio de utilidad , El constructivismo social , El criterio de evidencia .

•    El Juicio categórico: En referencia a la lógica aristotélica es la atribución de un predicado a un sujeto como manifestación del conocimiento de la realidad, como verdad. En la Lógica de Port-Royal , la unión o separación de la idea correspondiente a un sujeto con la idea de un predicado.
•    El Silogismo categórico: En referencia a la lógica aristotélica  y tradicional, el silogismo basado en el juicio categórico .
•    El Juicio categórico : En la filosofía kantiana hace referencia a los juicios basados en la relación inherencia-subsistencia. En la afirmación mediante este juicio se establece la implicación del predicado en el sujeto de forma incondicionada.
•    El Imperativo categórico : En la filosofía kantiana hace referencia al deber en cuanto se impone a la conciencia moral como incondicionado.

3.2.2. El Imperativo categórico
Es un concepto central en la ética kantiana, y de toda la ética deontológica moderna posterior. Pretende ser un mandamiento autónomo (no dependiente de ninguna religión ni ideología) y autosuficiente, capaz de regir el comportamiento humano en todas sus manifestaciones. Kant empleó por primera vez el término en su Fundamentación de la metafísica de las costumbres (1785)

El imperativo categórico es usado como medio operativo de modificación del comportamiento. Indica el modo peculiar de relación y de intervención entre el adulto y el niño, la expresión representativa es “Haz esto” como mandato categórico, inmediato y presente. Al implicar le exigencia perentoria de un cumplimiento inmediato, ha de ser: Individualizador: en cuanto al contenido del mandato, una sola orden, y el destinatario, una sola persona. Claro y preciso: en cuanto a la expresión verbal, conceptual. Pertinente: en cuanto al contenido, en correspondencia con los intereses y habilidades de la persona. Oportuno: de ejecución inmediata y de breve duración en cuanto al tiempo y la sucesión espacio-temporal. Evaluable: y gratificante en cuanto a la relación causa-efecto en sus resultados.

Según Kant, el Imperativo Categórico tiene tres formulaciones, a saber:
•    1.”Obra sólo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal.”
•    2. “Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin, y nunca sólo como un medio”.
•    3. “Obra como si por medio de tus máximas, fueras siempre un miembro legislador en un reino universal de los fines”.
Una obligación’ o deber es la situación en la cual una persona tiene que dar, hacer, o no hacer algo según la moral que posee. La etimología de la palabra obligación proviene del Latín, ob-ligare, que significa atar, dejar ligado. También es la dedicación que se le puede dar a algo que nos corresponde hacer.

3.2.3.    La obligación moral
La Obligación moral se define como la presión que ejerce la razón sobre la voluntad, enfrente de un valor. Cuando una persona capta un valor con su inteligencia, se ve solicitada por dicho valor, y entonces la inteligencia propone a la voluntad la realización de tal valor.

Pero la inteligencia presiona suavemente, sin suprimir el libre albedrío; simplemente ve una necesidad objetiva y como tal la propone a la voluntad para su realización. Se trata pues, de una exigencia propia de la razón, fundamentada en un valor objetivo, pero nacida en lo más íntimo y elevado de cada hombre: su propia razón. Por lo tanto la obligación moral es autónoma y no incompatible con el libre albedrío.

La base de la obligación, tal como se explicó, es la razón frente a un valor. Por esto se dice que el fundamento próximo de la obligación moral es el valor. Y no solo en el plano subjetivo, sino que también en el plano objetivo, ya que, la ley es la expresión de un valor originada en la razón. Esta misma ley la cualidad de producir en el sujeto, que se guía por su recta razón, el sentimiento de obligación.

A esto se le llama obligatoriedad de la ley, propiedad típica y que se deduce a partir del valor expresado por ella. En otras palabras: el hombre, con su razón, trasciende al plano de los hechos y percibe el valor de las leyes, con esto el mismo se impone una obligación o exigencia de tipo racional, sin menospreciar su libre albedrío y su autonomía. Esta es la fundamentación inmediata de la obligación moral.

Se denomina moral al conjunto de creencias y normas de una persona o grupo social determinado que oficia de guía para el obrar (es decir, que orienta acerca del bien o del mal —correcto o incorrecto— de una acción o acciones).

La moral son las reglas o normas por las que se rige la conducta de un ser humano en relación con la sociedad y consigo mismo. Este término tiene un sentido positivo frente a los de «inmoral» (contra la moral) y «amoral» (sin moral). La existencia de acciones y actividades susceptibles de valoración moral se fundamenta en el ser humano como sujeto de actos voluntarios. Por tanto, la moral se relaciona con el estudio de la libertad y abarca la acción del hombre en todas sus manifestaciones.

SOBRE IDEAS Y CONCEPTOS

Percy Acuña Vigil

Wittgenstein

Wittgenstein revalora el lenguaje apreciando no solo su capacidad descriptiva. Se da cuenta de que realmente utilizamos el lenguaje para narrar, mandar, expresar nuestros sentimientos.

Referencia al pensamiento de Ludwig Wittgenstein

En este escrito voy a presentar una breve explicación básica de lo que son ideas principales y secundarias que pueden ayudar a escribir informes sobre lectura de textos.

  1. Idea, en lingüística, es la comprensión intuitiva que tiene un individuo de un tema. En un texto, hay dos tipos de ideas, las ideas principales y las ideas secundarias.
  2. El tema indica aquello sobre lo que trata un texto, puede expresarse a través de una frase simple e inclusive, mediante una palabra. Para identificar el tema debemos plantearnos la pregunta: ¿De qué trata el texto?
  3. Idea principal: Da introducción al contenido del párrafo y anuncia el pensamiento que se va a desarrollar. La idea principal se puede encontrar en un párrafo del texto.
  4. Las ideas principales en un texto son aquellas que le dan sentido al mismo.
  5. La idea principal es la oración, un párrafo o parte de él, que introduce el contenido o muestra la información más importante del mismo.
  6. Las ideas principales son ideas que expresan una información básica para el desarrollo del tema que se trata.
  7. Una idea principal suele aparecer al principio de un párrafo o un texto, aunque no necesariamente puede estar allí, ya que la idea principal podría ser una mezcla de fragmentos de ideas distribuidos en un texto. Normalmente, el contenido global del texto gira en torno a esta idea. La idea principal, no siempre se encuentra al principio del párrafo, puede hallarse al final o en medio del texto, y en algunos casos la idea principal no está escrita sino implícita.
  8. La idea principal nos informa sobre el enunciado más importante que el autor quiere transmitirnos acerca del tema. El reconocimiento de la idea principal tiene como punto de partida la identificación de las ideas más importantes o centrales para lo cual podemos hacernos la pregunta: ¿Cuál o cuáles son las ideas más importantes que el autor pretende explicar con relación al tema?
  9. Un texto es un escrito con sentido completo. Muchos textos están compuestos de párrafos. Se emplea párrafos para dividir el texto en unidades de ideas con significado completo. Un párrafo consiste en un grupo de oraciones que se relacionan con una idea central. El tema del texto es de lo que se trata todo el texto. La idea principal es la información más importante que se dice acerca del tema.
  10. La identificación de las ideas principales en los textos informativos presenta dos dificultades importantes: una es su ubicación dentro de cada párrafo, ya sea al inicio, al final o en su interior; la otra es si se encuentra expresada de manera directa o indirecta, es decir, de manera explícita o implícita.
  11. Una idea principal explícita es aquélla que está expresada de manera directa en el párrafo. La idea principal implícita es necesario deducirla entre líneas, es decir, se hace necesario interpretarla.
  12. Las ideas principales implícitas dentro de la lectura están íntimamente relacionadas con la capacidad de realizar inferencias. Una inferencia es la operación intelectual por medio de la cual se llega a una conclusión a partir de una verdad ya conocida.
  13. La idea en torno a la cual gira la información recibe el nombre de idea dominante. No todas las ideas dominantes tienen la misma relevancia; habrá, pues, que diferenciar entre ideas principales e ideas secundarias.
  14. Idea Secundaria: Se encuentran ligadas a la idea principal puesto que depende de ella y ayudan a matizar el pensamiento que se va a desarrollar. Generalmente son detalles descriptivos, ejemplos, circunstancias de tiempo, lugares o apoyos que sirven para reforzar, justificar o precisar la idea principal. Las ideas secundarias expresan detalles o aspectos derivados del tema principal. A menudo, estas ideas sirven para ampliar, demostrar o ejemplificar una idea principal.
  15. Ideas secundarias o implícitas son aquellas que amplían y giran en torno a la idea principal. Estas ideas suelen repetir, reforzar, ejemplarizar y argumentar la idea principal.

Por ejemplo:
El urbanismo es una técnica generalmente empleada en los países desarrollados para beneficio de sus poblaciones. La evidencia empírica muestra que a mayor grado de desarrollo mayor preocupación y difusión del urbanismo, tan es así que las Naciones Unidas tiene organismo especializados para su estudio y aplicación.
Existen muchos casos, como en EEUU, Inglaterra, Francia y Alemania, donde el urbanismo está plenamente institucionalizado y es materia de preocupación e intenso estudio en las universidades.
Ahí la idea principal es la del concepto del urbanismo y la secundaria la que se refiere a los casos particulares en los países.

ver: Francisco Morales Ardaya: LAS IDEAS PRINCIPALES DE UN TEXTO:

Bibliografía
Aulls, Mark W. (1990): Enseñanza activa de comprensión de las ideas principales, en Baumann, J.FR. (ed.): La comprensión lectora (cómo trabajar la idea principal en el aula . Madrid, aprendizaje/Visor.
Carriedo, Nuria y Alonso, Jesús (1991): Enseñanza de las ideas principales: problemas en el paso de la teoría a la práctica, en Comunicación, Lenguaje y Educación , nº 8, pág. 97-108.
Cooper, J. David (1986): Cómo mejorar la comprensión lectora . Madrid, Aprendizaje/Visor.
Solé, Isabel (1992): Estrategias de lectura . Barcelona, Graó.

 ¿Qué es un concepto?

Gottlob Frege

En su Conceptografía (Begriffsschrift) Frege creó una notación lógica para representar
la relación lógica entre conceptos, proposiciones, y juicios,
y postuló una serie de axiomas lógicos cuyo proceder sólo
depende de una sóla regla de inferencia: Modus Ponens.

Referencia

  1. Un concepto es una unidad cognitiva de significado, una idea abstracta o mental que a veces se define como una “unidad de conocimiento”.
  2. Los conceptos son construcciones o imágenes mentales, por medio de las cuales comprendemos las experiencias que emergen de la interacción con nuestro entorno, a través de su integración en clases o categorías relacionadas con nuestros conocimientos previos.
  3. La comunicación tiene tres partes. La más notoria es la “forma”, lo que denota cómo se produce la comunicación, el comportamiento usado para comunicarse. El “uso” es otra parte de la comunicación. ¿Cuál es su propósito? ¿Compartir información, conseguir la atención de otro, solicitar algo, hacer o responder preguntas? Todas estas son razones por las cuales nos comunicamos. La tercera parte de la comunicación es el “contenido”, la que se relaciona con el significado.
  4. La formación del concepto está estrechamente ligada al contexto; esto significa que todos los elementos, incluyendo lenguaje y cultura, y la información percibida por los sentidos que sea accesible al momento en que una persona construye el concepto de algo o alguien, influyen en la conceptualización. El conocimiento de la experiencia siempre es concreto, tiene una referencia a una cosa, una situación o algo que es único e irrepetible; la experiencia siempre es subjetiva.

El concepto como “constructo” mental

  1. El concepto es una representación gráfica de la simbología representativa de las palabras, son “construcciones” mentales de todo lo que nos rodea, podemos percibir, como efectivamente lo hacemos con símbolos que definen el mundo que nos rodea.
  2. El constructo nos hace ver las cosas de la misma manera, es asi como para todos los hispanoparlantes silla es un artefacto que se utiliza para sentarse, o cantar es la acción ejercida por el cantante que interpreta música. En definitiva los constructos o conceptos nos colocan en disposición del entendimiento.

 El concepto como sujeto de un predicado en la afirmación de un enunciado
El concepto de lo Categórico

  1. En lenguaje coloquial parecería estar relacionado con categoría entendida ésta como grado de jerarquía social que ocupa una determinada persona o cargo institucional, generalmente relacionada con el ejercicio del poder en todos sus campos.
  2. Pero no suele usarse en ese sentido. Su uso ha quedado restringido al calificativo de un discurso o una afirmación que no admite discusión. Tal referencia es un producto derivado de su uso en filosofía.

Como término propio de la filosofía:
Aunque pudiera parecer que se aplica a todo lo relativo a las categorías, sin embargo adjetiva a otros conceptos con algunos matices específicos:

  1. De manera general lo categórico hace referencia al discurso en el que se afirma algo como verdadero y sin condiciones. Por asimilación también hace referencia a un enunciado afirmativo.
  2.    La filosofía de la escuela analítica*   suele aceptar que la verdad (o la falsedad) es una propiedad que sólo tienen los portadores de verdad. Por definición, los portadores de verdad son aquéllos objetos que pueden adquirir un valor de verdad (ya sea Verdadero, Falso u otro, si es que existen más). Algunas propuestas identifican a los portadores de verdad con las proposiciones. Una proposición es aquéllo que:

o    Puede tomar un valor de verdad: verdadero, falso o (si existen más valores de verdad), algún otro.
o    Puede ser el sujeto de una actitud proposicional: podemos pensar en ellas, creer en ellas, desearlas, etcétera.
o    Puede ser enunciada mediante los lenguajes, pero su existencia es independiente de la existencia de los lenguajes.
o    Son objetos abstractos. Es decir, aunque existen, no tienen localización temporal ni espacial.

* El término “filosofía analítica” puede referirse a:
(a) Una tradición de hacer filosofía caracterizada por un énfasis en la claridad y la argumentación, comúnmente alcanzadas a través de la lógica formal y el análisis del lenguaje, y por un gran respeto por las ciencias naturales.
(b) Algunos desarrollos en la filosofía de inicios del siglo XX, tales como el trabajo de Bertrand Russell y Gottlob Frege, y el positivismo lógico.