POLIS – CIVITAS

Inicio » Burocracia

Category Archives: Burocracia

LA ESTELA DE CHAVÍN

La estela de Chavín – La estela de Timoteo Espinoza

Chavin estela

La Estela de Chavín se encuentra en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. La Estela de Chavín es un monolito o escultura pétrea de forma paralelepípeda, con uno de sus lados decorado en plano relieve, representando a un ser mítico. Pertenece a la cultura chavín del Perú antiguo.

Fue el primer objeto de estilo chavín que se dio a conocer. Se trata de una losa de granito de 1,98 m de alto por 74 cm de ancho y 17 cm de grosor, que tiene tallada en una de sus caras a la representación de la divinidad principal de los chavines en la época del Templo Nuevo.

Descubierta en Chavín de Huántar, este monolito refleja el estilo artístico de la cultura Chavín que se desarrolló especialmente en la provincia de Huari, y que fue uno de los principales centros religiosos y culturales del hemisferio occidental.

El personaje representado corresponde a una divinidad antropomorfa felinizada de pie, vista de frente, con los brazos abiertos, sosteniendo en cada mano una especie de báculos. Las manos y pies terminan en garras.

Este monolito fue descubierto en 1840 por Timoteo Espinoza, vecino del pueblo de Chavín, cuando removía un campo cercano al Templo o Castillo. Espinoza se lo llevó a su casa y la colocó en su patio con el lado de los relieves sobre el suelo, utilizándola como mesa. No obstante lo particular  de este hecho, es de destacar que gracias a la actitud de Timoteo Espinoza, campesino peruano y ciudadano con todos sus derechos, que pudo mantenerse en buen estado los dibujos grabados en la escultura; asimismo, ésta se salvó de caer en otras manos que muy posiblemente lo   hubieran usado como material de construcción, como ha ocurrido con otras estelas o monolitos chavines.

Ver informe

Tiempo después la encontró el historiador José Toribio Polo [1] cuando hizo una visita a la ruinas de Chavín, en su calidad de secretario de la prefectura de Huaraz y profesor del Colegio Nacional “La Libertad” (1871).

Estos son los dos peruanos a quienes debemos de honrar y tenerles agradecimiento por haber salvado de su destrucción a este bien cultural. Este hecho hace recordar la actitud que ha tenido el Perú desde su fundación, poniéndole siempre una dosis de racismo a sus actos. No es sino esto lo que identifica el menosprecio a estos dos peruanos y la alabanza al extranjero.

Esto hace recordar  el trabajo del Dr. Bonilla “quien Utilizando la técnica del análisis cuantitativo con el fin de ilustrar y ejemplificar sus propuestas, el autor, junto con Karen Spalding, señala que la ruptura política con España se produjo con la intervención de los ejércitos libertadores tanto del sur con San Martín como del norte con Bolivar, siendo la Independencia conseguida por los ejércitos aliados de fuera. Para ellos, no existió una unidad entre las clases sociales peruanas que las llevasen a aliarse con el fin de independizarse de la metrópoli, cuestionando así el rol de la clase criolla. Sostiene que “la Independencia del Perú y de Hispanoamérica fueron consecuencias derivadas de cambios profundos que alteraron el equilibro de las potencias europeas” y no algo que se haya estado queriendo desde tiempo atrás“.

Referencia

Esta unidad que no hubo como nación, ni en esta época ni ahora, explica en mi concepto, la actitud que se tiene de desmerecer a los connacionales y de alabar la posición del extranjero.

Es pertinente también la actitud de indiferencia frente a la afrenta del piloto chileno que corre en el DAKAR. Nadie le ha dicho nada y la afrenta la realizo frente a los peruanos y las autoridades[2].

De igual manera en el accidente ocurrido al salir de Tacna, la atención de primera fue para los ingleses, a los peruanos accidentados ni les hicieron caso.

Resulta que en la actualidad el racismo en lugar de desaparecer se está incrementando, especialmente entre los jóvenes. La ausencia de educación en valores es uno de los detonantes de esta situación. Esta ausencia no es solo en la escuela, sino que peor aún continua en la universidad y en la vida cotidiana promovida especialmente por la prensa sin bandera, cuyo único interés es el de la venta de la noticia, exacerbando sin tino los más bajos instintos de los individuos.

Qué es lo que hace que hoy se recuerde a la Estela de Chavín asociada con un nombre de extranjero, en el fondo es la iniciativa de este viajero incansable lo que logro que el presidente diera su apoyo para traer la Estela de Chavín a Lima. De otro modo, o se hubiese perdido a manos de comerciantes inescrupulosos o se hubieses perdido o destruido. Sin embargo no se hace referencia a los peruanos que fueron los que cuidaron de este tesoro y es a ellos a quienes también debemos homenajear con nuestro recuerdo.

La ausencia de Estado y de capacidad de acción es lo que está en la causa de esta situación. Estado con funcionarios probos, con educación en valores  que les permita tomar acción y no seguir con la actitud dubitativa y medrosa frente a la realidad.

Ver también el caso de Macchupicchu


[1] José Toribio Polo, (Ica, 4 de mayo de 1841 – Lima, 4 de septiembre de 1918) fue un historiador, bibliógrafo, periodista, profesor y compilador peruano. Dedicó su vida al estudio y la investigación de la historia del Perú.

Otro peruano, un niño que se llamaba Marino González Moreno y fue él quien, años más tarde, en 1940, sirvió de fiel asistente al arqueólogo Julio C. Tello en sus minuciosas e invalorables investigaciones sobre Chavín. Aquel niño tiene hoy 84 años y el inmenso orgullo de haber dedicado toda su existencia al estudio y cuidado de esta maravilla arqueológica. Hoy, Don Marino es considerado, con justicia, el «ángel guardián» de Chavín y guarda en su prodigiosa memoria, centenares de historias verdaderamente sorprendentes.

El Departamento de Ancash y Sus Riquezas Minerales, (1873).  Escrito por Antonio Raimondi,Villacorta Ostolaza Villacorta O.

[2] DAKAR: El agravio al Perú del piloto chileno

Los peruanos lo recibieron como a un héroe. Le invitaron cebichito. Le pidieron autógrafos. Se tomaron fotos con él y su poderosa motocicleta KTM 450 que luce el número 129. Miles  de chorrillanos lo vitorearon el pasado 5 de enero cuando le tocó su turno en la partida del Dakar 2013.

La burocracia estatal

Sobre el aparato administrativo del Estado:

PERCY- 050709

He tenido la suerte de trabajar en la administración pública desde la década del 70 , lo cual me sirvió para formarme un juicio  sobre el manejo de la gestión  del Estado en lo concerniente al rubro de vivienda y del desarrollo urbano.

He conocido de cerca la gestión del Estado sobre las ciudades y sobre la vivienda, y conozco  la problematica municipal desde su base. Despues de ésta experiencia observo algunos rasgos  que me gustaría puntualizar ahora, y que serán tratados en profundidad en otros envíos:

a. La necesidad de que el Estado cuente con personal técnico  de alto nivel. Esto es necesario para evitar fundamentalmente la improvisación con personal que actua con prejuicios por falta de formación adecuada.

b. La ausencia de planificación, tanto en lo que se refiere a la ausencia de un sistema de planificación, como a la ausencia de formación del personal en planificación. En la decada del 60 se inicio el montaje de un sistema de planificación que devino en uno de los mas avanzados en américa latina, pero por miopía y alergia a todo el sistema de planificación estatal se desmonto  a partir de la decada del 80, quedando buenas intenciones aisladas sin efectividad práctica. La prueba de este acerto se encuentra en la inoperancia de la descentralización y la ineficiencia del funcionamiento del sistema municipal en todo el país. El otro ejemplo paradigmático y actual es el del FORSUR, en donde se observa la inoperancia de todos los aparatos administrativos del Estado.

c. La ausencia de técnicas de control y de conocimientos de administración tanto en el personal directivo como en los propios funcionarios.  Este punto se refiere a la desaparición interesada de la administración técnica del aparato de Estado, lo cual determina la consecuente  imposición de criterios erroneos y de prácticas empíricas debidas a un desconocimiento absoluto de la normatividad vigente por parte de los fiscalizadores,  que no pueden cumplir su función a cabalidad  por falta de capacitación a todo nivel.

d. La absoluta falta de mística de trabajo y de desconocimiento de lo que implica la labor de la empresa como colaboradora del Estado. En este punto es importante la labor política que desempeña la burocracia desde el aparato del Estado especialmente en terminos de la obstaculización de los tramites y de toda acción que tienda a promover el desarrollo. Este punto se refiere al desconocimiento de lo que implica una actitud de servicio en los funcionarios públicos. Esto se suma al comportamiento y a la actitud de la burocracia frente al servicio que esta obligada a prestar.

e. Todo lo cual hace que el aparato del Estado se convierta en una traba para promover el desarrollo por la falta de preparación técnica de la burocracia, salvo casos ecepcionales, y de una consecuente ausencia de voluntad de servicio especialmente en  los estamentos técnicos del aparato administrativo del Estado.