POLIS – CIVITAS

Inicio » Arquitectura » ¿Vivienda Social?

¿Vivienda Social?

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blog Stats

  • 188,376 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 405 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

¿Vivienda Social?

Percy C. Acuña Vigil

¿Hay algo que se llame vivienda social?

Barriadas v2a

Precisión del término

Vivienda digna, según el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en su Observación General nº 4 es aquella vivienda donde los ciudadanos o las familias pueden vivir con seguridad, paz y dignidad. La vivienda digna se inscribe en el derecho a la vivienda. [1]

El derecho universal a una vivienda, con el calificativo de digna y adecuada, aparece como uno de los derechos humanos, recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 25, apartado 1 y en el artículo 11 de Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) [2].

En el artículo 11 de Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) aparece el término vivienda adecuada:

Artículo 11 del Pacto Internacional de Derecho Económicos, Sociales y Culturales:

 Toda persona tiene el derecho a un nivel de vida adecuado para sí misma y para su familia, incluyendo alimentación, vestido y vivienda adecuada y una mejora continuada de las condiciones de existencia, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad. [3]

El Comité de Derechos Urbanos de Naciones Unidas en su Observación General nº 4, define y aclara el concepto del derecho a una vivienda digna y adecuada, ya que el derecho a una vivienda no se debe interpretar en un sentido restrictivo simplemente de cobijo sino, que debe considerarse más bien como el derecho a vivir en seguridad, paz y dignidad.

De acuerdo con estas precisiones el derecho a una vivienda digna y adecuada, debemos unirlo a que estas viviendas se ubiquen en espacios plenamente equipados, en barrios dotados de servicios urbanos, accesibles, con espacios intermedios de relación que permita la comunicación vecinal, estamos hablando viviendas en unas ciudades vivas donde es posible el desarrollo familiar y personal a todos los niveles que la sociedad avanzada demanda.

Para que una vivienda sea digna y adecuada, además debe ser:

  • Vivienda fija y habitable.
  • Vivienda de calidad
  • Vivienda asequible y accesible.
  • Seguridad jurídica de tenencia

Ocurre que aquí en el Perú menos de un tercio de la población cumple con estos estándares. La vivienda para la mayoría de los peruanos no es habitable, no es de calidad, no es asequible y carece de seguridad jurídica. Es vivienda indigna de acuerdo a los términos de la ONU, y se la disfraza con el apelativo de social, para denotar su indignidad.

[1] Según la ONU. Ver art. 25 Declaración Universal de los Derechos Humanos, París, 1948

[2] ONU (1948) “Declaración Universal de Derechos Humanos” . Artº 25

[3] Derecho a un vivienda digna – Observatorio DESC -Derecho Económicos, Sociales y Culturales

Aquí en el Perú usualmente el término se emplea eufemísticamente para esconder que se trata de vivienda para sectores que están debajo de la línea de bienestar. Como esta línea no existe, y esta inexistencia se debe a que aquí toda la vivienda es materia de negocio para la empresa privada, mejor es ni hablar de ella. De otro modo, el Estado tendría que dar síntomas, por lo menos, de que es su preocupación.

Esto no ocurre porque hace mucho tiempo el Estado claudico en su tarea de ocuparse de la vivienda para quienes están debajo de la línea de bienestar. (Léase de pobreza). Empezó desde que el aluvión migratorio invadió todas las ciudades de la costa, con el objetivo de invadir Lima. Y así ocurrió ante el espanto de todos. Hoy toda Lima es una gran barriada que concentra un tercio de la población peruana, y en ella se aloja esta población migrante que a pesar del Estado, ha auto construido su habitat.

Lima hoy exhibe la inoperancia del Estado para enfrentar el urbanismo de la pobreza, no tiene vergüenza, y cuando la tiene, solo atina a pintarla, para que no se vea su cara.

Se dice que el maquillaje está a cargo de los arquitectos, porque ni siquiera tienen un plan de desarrollo urbano que les sirva de guía, hoy tener un plan es quitarle libertad a los negocios de los urbanizadores y de los agentes que lucran con el suelo urbano.

No existen ni planes, ni programas de vivienda para la pobreza, como en los países vecinos, aquí lo que existe es el principio del laissez faire a ultranza.

En donde se tiene que enseñar a los arquitectos, hoy día se disfraza esta situación con subterfugios de creatividad y de utopías que ya han servido de base para cantos de sirena a varios políticos que de las nubes nunca bajaron, y así el tiempo ha consolidado un statu quo en donde a nadie le importa esta cara y se le pone careta. Por supuesto a los arquitectos menos.

Barriadas v3a

Este tema que es fundamental, hoy no tiene debate, no tiene estudio y no merece investigación porque no es negocio. El estado en sus universidades debería fomentar investigación sobre este tema, sin embargo se prefiere resolver los intereses de los empresarios en viviendas de lujo, en barrios aristocráticos y en playas privadas para satisfacción de egos preñados de problemas psicológicos.

Para el Estado en sus universidades no existe el problema de más del 70% de la población que demanda atención en su problema de vivienda. Ni siquiera se estudia como problema, siendo ignorado por sus alumnos, quienes ni siquiera le prestan atención, porque este no esta considerado como parte de la politica de formación de los futuros profesionales .

Tan pobre es la atención que se le da a este tema que hoy leo de una exhibición en una casa de venta de libros que va a mostrar especulaciones sin base y sin ningún fundamento epistemológico ni propedéutico aprovechándose del eventual interés que despierte un aviso mal escrito sobre “vivienda social”. Los alumnos que saben le harán poco caso a esta convocatoria de carácter sibilino.

Igualmente el otro día escuchaba a un docente pavonearse de que su taller era de vivienda y que sólo atendía a la del sector empresarial, pues era el único que valía. Triste la intervención y pena por los jóvenes que son sus episódicos alumnos. Esto es una evidencia del  absoluto desprecio que existe hoy día frente a un problema crítico y estructural que es central en el país.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: