POLIS – CIVITAS

Inicio »

Paul A. Samuelson: Economista

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blog Stats

  • 188,376 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 405 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

Samuelson

En mi concepto no hay formación completa sin una visión holística. Parte de mi formación incluye la formación en economía. Comparto estas notas sobre el aporte del profesor Paul A. Samuelson quien me acompaña desde mis días de estudiante inicial, y quien me preparó para tareas de mayor envergadura.

Termodinámica económica, curvas de indiferencia, síntesis neoclásica y Samuelson son términos sinónimos que vamos a detallar en nuestra sección de Economistas Notables, dedicando esta entrada a Paul A. Samuelson, concretamente ahora, que se ha cumplido un año del fallecimiento de este premio Nobel de Economía.

Biografía

Paul Anthony Samuelson nació en Gary (Indiana) el 15 de mayo de 1915, con padres relativamente acomodados, dado que su progenitor era farmacéutico y su madre provenía de una familia industrial con origen judio. Falleció en Belmont (Massachusetts) el 13 de diciembre de 2009 a los 94 años.

Samuelson inició sus estudios superiores en la Universidad de Chicago, donde se licenció en 1935. Después ingresó en la Universidad de Harvard, para alcanzar el grado de doctor en 1941, teniendo como mentor a Schumpeter. En 1940, obtuvo una plaza como profesor asistente de economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), organismo donde realizó la mayor parte de su carrera académica.

Desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial y hasta 1952 perteneció a la Oficina del Tesoro de los Estados Unidos, de la que después fue asesor. Al mismo tiempo, trabajó intensamente en el departamento de Economía del MIT, siendo sus contribuciones económicas y su cátedra como profesor hasta su fallecimiento, una figura crucial para que este centro haya alcanzado el prestigio que actualmente ostenta.

El fundamento del análisis económico, por Paul A. Samuelson

La obra magna de Samuelson se agrupa bajo El fundamento del análisis económico (1947). En este trabajo, Samuelson comenzó a generalizar la aplicación de modelos matemáticos a la economía, particularmente, los estudios de termodinámica de Willard Gibbs, con base en la evolución de los principios del químico francés Lé Chatelier, llevaron a Samuelson a establecer el método de estática comparativa en economía.

Este método explica los cambios en la solución de equilibrio de un problema de maximización obligada cuando una de las restricciones es marginalmente reforzada o relajada. Esta extrapolación del estudio de los principios termodinámicos han servido para desarrollar los distintos escenarios económicos que se originan cuando se altera alguna variable del sistema estudiado.

Las aplicaciones matemáticas en economía y sus nexos con la química, le valieron para que en 1970 le otorgaran el Nobel de economía por estos estudios dado que introdujo una aplicación sistemática de la metodología de maximización a un amplio conjunto de problemas. La introducción matemática de las teorías keynesianas con la corriente económica de la síntesis neoclásica se le debe sin duda a Samuelson mediante el desarrollo de las curvas de indiferencia, que permitieron evaluar la utilidad marginal decreciente de un bien sin recurrir a su cuantificación. Su enfoque matemático y su liderazgo intelectual llevó al estudio de la economía al camino del análisis matemático que, durante unas décadas dominó la profesión de las económicas.

Otros trabajos y contribuciones

Samuelson ha sido un economista sumamente prolijo en sus escritos y trabajos, pero destacan fundamentalmente las siguientes contribuciones:

  • Economics: An Introductory Analysis, 1948. Este libro es el libro de economía más vendido de la historia con más de 19 re-ediciones y que ha sido traducido a 40 idiomas, utilizándose en casi todas las universidades del mundo como texto recomendado. Este texto es una manual mucho más sencillo y simple que todo el desarrollo de su tesis doctoral que lo escribió por recomendación de sus amigos para que la economía fuese entendible por los no economistas.
  • Economía de bienestar, como la aplicación de las condiciones Lindahl-Bowen-Samuelson. Estas condiciones son los criterios a seguir para determinar su una acción mejorará el bienestar. En 1950 demostró la insuficiencia del PIB per cápita para revelar cuál de las dos opciones sociales estaba uniformemente fuera de la otra función de posibilidad factible.
  • Teoría de las finanzas públicas, en las que determina el ratio óptimo para distribuir los recursos públicos y privados.
  • Desarrollo de dos importantes modelos de tendencia internacional: el efecto Balassa-Samuelson y el modelo Heckscher-Ohlin, como modelo que parte de la hipótesis de que las tasas de crecimiento de la productividad varían más por país en los sectores de bienes comerciales que en otros sectores. Este modelo se apoya en el efecto Penn, tal que las proporciones de ingreso real entre los países de altos y bajos ingresos son sistemáticamente exageradas por la conversión del PIB en los tipos de cambio de mercado.
  • Teoría de la preferencia revelada, método por el cual es posible discernir la mejor opción posible y, por tanto, definir las funciones de utilidad del consumidor observando el comportamiento del consumidor.

Para finalizar, podemos decir que Samuelson se ha declarado siempre como un economista escéptico, muy crítico con la política económica americana impulsada desde los años 80 y con una gran perspectiva. Os dejo con una de sus últimas columnas en El País, donde lanzaba una crítica muy dura a Friedman y Hayek y con una recopilación de errores de esta crítica por Adrian Ravier.

En El Blog Salmón | Paul Samuelson, la economía desde el corazón, Samuelson: esta crisis es un trabajo de monstruos
Imagen | MIT

Samuelson v2

Paul A. Samuelson, “el mejor economista de la historia”

Autor de uno de los manuales más influyentes, ganó el Nobel en 1970

Hace menos de un lustro, cuando Paul Samuelson cumplió sus primeros 90 años, tuve que escribir un artículo en este periódico que titulé Los maestros nonagenarios y en el que pretendí rendir homenaje a dos de esos economistas, leyenda viva de nuestro tiempo: el propio Samuelson y John Kenneth Galbraith. Hoy los dos han muerto. El primero lo hizo ayer, a los 94 años de edad. En ambos se unía esa cualidad que caracteriza a los grandes científicos sociales: sus intereses iban más allá de la especialidad en la que trabajaron y se hicieron famosos, y participaron activamente en la vida pública de sus entornos. No fueron economistas de campanario ni intelectuales encerrados en sus torres de marfil.

Catedrático y asesor de Kennedy, fue un intelectual activo en la vida pública

Se consideraba un centrista incurable y recomendó a Obama esa posición

Nacido en Indiana, Samuelson estudió en la Universidad de Chicago y se doctoró en la de Harvard, en un tribunal en el que figuraba Joseph Schumpeter, el gran economista austriaco. Se cuenta una anécdota que dice que los miembros del tribunal quedaron tan impresionados por la capacidad científica del joven Samuelson, que Schumpeter comentó abrumado: “Con nuestros conocimientos en relación con los de este chico, ¿podríamos haber aprobado nosotros?”. Además de Schumpeter, en Harvard estudió con otros economistas como Wassily Leontieff o Alvin Hansen, uno de los discípulos favoritos de Keynes, quien publicó un libro titulado ¿Recuperación total o estancamiento?, que vuelve a estar de actualidad ahora, y en el que defendía que el capitalismo puede permanecer en un estado de crecimiento lento, alto desempleo o subempleo, y exceso de capacidad o, lo que es lo mismo, de estancamiento. En 1970, un año después de su creación, Samuelson obtuvo el Nobel de Economía “por el trabajo científico a través del cual ha desarrollado la teoría económica estática y dinámica, y contribuido activamente a elevar el nivel de análisis en la ciencia económica”.

Catedrático, escritor de periódicos (colaboró en decenas de ocasiones en las páginas de EL PAÍS), asesor de los presidentes demócratas Kennedy y Johnson, no hubo debate en el siglo XX y estos primeros años del XXI en el que no participase. En el año 2000, ante la posibilidad de que Bush ganase las primeras elecciones un grupo de tres centenares de economistas norteamericanos (entre ellos Samuelson y Galbraith) firmaron un manifiesto avisando de las desastrosas consecuencias que tendría para que el bienestar llegase a la mayoría. Ante la invasión de Irak, esos economistas volvieron a manifestarse en contra. En ambas ocasiones acertaron.

Pero si Samuelson tuvo influencia fue por sus libros. Su manual Curso de economía moderna: una descripción analítica de la realidad económica ha sido uno de los más vendidos entre los estudiantes de Ciencias Económicas de todo el mundo, y el más popular en la historia de la economía. Hizo rico a Samuelson y contribuyó a formar a muchas generaciones de técnicos. Publicado a finales de la década de los cuarenta, no llegó a España hasta 1965, traducido por otro maestro nonagenario como José Luis Sampedro, éste afortunadamente entre nosotros. En el prólogo, el economista traza su objetivo: brindar al ciudadano “una teoría que le permita comprender las instituciones y los problemas básicos de la civilización de mediados del siglo XX”.

Samuelson se consideraba a sí mismo un centrista incurable. Hace poco tiempo, en uno de sus artículos recomendaba a Obama que se situase en esas posiciones para arreglar los problemas económicos que asolan a EE UU dentro de la Gran Recesión. Como consecuencia de tal equidistancia intelectual, fue atacado a izquierda y derecha. La izquierda consideraba que con sus reflexiones había contribuido a domar la parte más insurgente del pensamiento keynesiano, al insertarla en el análisis neoclásico: lo que acabó llamándose la “síntesis neoclásica keynesiana”, que fue apodada por Joan Robinson (una economista que mereció el Nobel) como “keynesianismo bastardo”. La derecha se cebó en él por sus ataques inmisericordes a Milton Friedman y Friedrich Hayek, los padres del neoliberalismo, a los que consideraba culpables de lo que ha ocurrido en el planeta en los últimos años.

En un artículo titulado Adiós al capitalismo de Friedman y Hayek, publicado en el último trimestre del año pasado, cuando todo parecía posible, escribió: “En el fondo de este caos financiero, el peor en un siglo, encontramos lo siguiente: el capitalismo libertario del laissez faire que predicaban Milton Friedman y Friedrich Hayek, al que se permitió desbocarse sin reglamentación. Ésta es la fuente primaria de nuestros problemas de hoy. Hoy estos dos hombres están muertos, pero sus envenenados legados continúan”.

En el último artículo publicado en EL PAÍS, hace apenas un mes, Samuelson pronosticaba una nueva era mundial en la que el liderazgo de EE UU se vería combatido por una cada vez más potente China, a través de un ataque masivo contra el dólar. Pero indicaba: “Muchas veces, a lo largo de siete décadas de enseñanza de la economía y creación de libros de texto, me he equivocado. Aun así, recuerden dónde leyeron todo esto antes. Como decían los griegos clásicos, no maten al mensajero que les trae malas noticias”. Un buen testamento intelectual en una coyuntura en la que todavía estamos discutiendo si los economistas se equivocaron al no predecir la crisis que se venía encima porque ignoraron los factores clave de la misma, o porque los excluyeron intencionadamente por motivos ideológicos, para propiciar una determinada agenda política favorable a la desregulación.

En uno de sus artículos finales Paul Samuelson sentenciaba “Los sistemas de mercado no regulados tarde o temprano se suicidan”. Él no se suicidó sino que vivió más de nueve décadas de enseñanzas fecundas para muchos. Por eso fue un maestro. Y por ello Kenneth Arrow, otro Nobel de Economía, le consideró “el mejor economista de la historia”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: