POLIS – CIVITAS

Inicio » Historia » Teodoro Hampe: Historiador y educador

Teodoro Hampe: Historiador y educador

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blog Stats

  • 188,376 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 405 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

Murió destacado historiador y educador, Teodoro Hampe Martínez

Hampe Teodoro

Gran pesar ha causado en los círculos académicos, la muerte del destacado historiador y educador Teodoro Hampe Martínez

Teodoro Hampe Martínez
Lamentable pérdida para el círculo de la educación y la historia del Perú | Fuente: amautacunadehistoria.com | Fotógrafo: Archivo

A los 56 años de edad murió el destacado historiador y educador peruano Teodoro Hampe Martínez, autor y compilador de diversas publicaciones que abordan la historia de nuestro país.

El antropólogo y ex viceministro de interculturalidad, José Carlos Vilcapoma lamentó la partida de Hampe a quien describió como ” Gran historiador y sobre todo (perdonen) mi amigo, entrañable, transparente y leal. Él le puso el título a mi libro Aprender e Investigar. Arte y método del trabajo universitario. Con él viajamos varias veces al Mantaro; descubrimos en Ocopa el incunable de Antonio Ricardo; escribimos el reciente libro Las Cortes de Cádiz, que no alcanzó a ver la luz, entre otros proyectos y reuniones aquí y allá”.

En su blog, José Antonio Benito le dedicó también sentidas palabras: ” Conocí al Dr. Hampe en Salamanca, en 1991, en el II Congreso “Los Dominicos en el Nuevo Mundo”. En la UCSS nos habló del Proyecto monárquico de San Martín y Punchauca. Compartí el programa de TV sobre Santa Rosa en PAX y varios eventos en Arequipa y Lima (…) Otro gran historiador del mundo hispanoamericano, del derecho, de las mentalidades, de la cultura…que se nos fe. Mi oración por el eterno descanso de su alma y mi más sentido pésame a sus familiares y amigos”.

Teodoro Hampe (*)

Teodoro Hampe Martínez es Doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid (1986); profesor ordinario en la Pontificia Universidad Católica del Perú y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, e invitado en varias otras universidades del Perú y el extranjero. Es miembro de número del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú, del Instituto Ricardo Palma y de la Sociedad Peruana de Estudios Clásicos. Miembro nacional principal del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, desde el año 2006 y miembro correspondiente de la Academia Argentina de la Historia, la Casa de la Cultura Ecuatoriana y la Sociedad Chilena de Historia y Geografía. Es autor y compilador de una docena de libros y más de un centenar de artículos, publicados en revistas especializadas de América y Europa

(*) Tomado de semblanza de librosperuanos.com

http://rpp.pe/peru/historia/murio-destacado-historiador-teodoro-hampe-martinez-noticia-936272

La rebelión del Cusco,

Teodoro Hampe Martínez
El verdadero bicentenario de nuestra emancipación.
La rebelión del Cusco, por Teodoro Hampe Martínez

Cusco

Plaza de Armas de Cusco.
Una de las explicaciones habituales para entender el “retraso” en la independencia del Perú se halla en la labor del virrey Fernando de Abascal, quien impidió que se formaran juntas de gobierno en el territorio bajo su mando. No llegó a evitar, sin embargo, que en 1814 se diera el movimiento rebelde del Cusco, liderado por los hermanos José, Vicente y Mariano Angulo, que logró la constitución de una junta presidida por el brigadier Mateo García Pumacahua el 3 de agosto de ese mismo año.

Arequipa, Cusco y Huamanga formaron el eje de una serie de movimientos durante la coyuntura cuyo inicio cabe situar en la gran insurrección de Túpac Amaru, seguida del ciclo convulsivo abierto por el vacío de poder que dejó el traslado forzado de Fernando VII a Francia. Esto permite apuntar la existencia de “un proyecto alternativo al defendido por las autoridades virreinales y las élites limeñas, en demanda de una mayor autonomía frente al centralismo capitalino”, según Núria Sala i Vila.

La rebelión cusqueña estalló por la negativa de las autoridades a aplicar plenamente las provisiones electorales de la Constitución gaditana. Después de que los hermanos Angulo capturaran el poder, el objetivo fue la independencia de la monarquía española y la colaboración con las fuerzas separatistas de Buenos Aires.

Este levantamiento fue el más significativo del temprano siglo XIX, por su envergadura y por involucrar a la ciudad más importante del mundo andino. Estuvo liderado en principio por miembros de la clase media letrada, criolla y mestiza. Pero la adhesión de Pumacahua, cacique de Chinchero, le dio un nuevo carácter étnico. Rápidamente se plegaron los indígenas y se dieron manifestaciones de nacionalismo inca, declarando su intención de crear un imperio autónomo con base en Cusco.

Sin embargo, la radicalización del movimiento por parte de los indígenas y las violentas acciones contra toda clase de explotadores –incluyendo a mestizos y criollos– provocó que la dirigencia se apartara de las bases, y esto originó su colapso antes de la llegada de las tropas enviadas desde Lima. La gran dimensión y articulación multiétnica que alcanzó este evento ha permitido afirmar a ciertos estudiosos que de haber continuado el apoyo de los criollos, lo más probable es que la rebelión de Cusco habría logrado una victoria contra el poder centralista limeño. Jorge Basadre señala que esta rebelión habría desembocado en una república de espectro mucho más popular que la que se dio después de 1821.
Si bien se mira, lo que han celebrado en los últimos años los países vecinos de América Latina es la constitución de juntas de gobierno, que se formaron invocando el principio de soberanía popular y la circunstancia de estar ausente el legítimo rey. No fue una independencia definitiva la que se proclamó en 1809 y siguientes años sino declaraciones de autonomía de carácter municipal.

Ese mismo fenómeno privó en la junta que se estableció en la ciudad de Cusco con la presidencia del cacique Pumacahua. Cusco tenía el mismo rango de sede de audiencia que Lima, pero una visión reduccionista, capitalina, de la historia peruana ha llevado a desconocer la importancia de aquel suceso. Porque aún seguimos “ninguneando” lo andino o serrano, la mayoría de la gente no se ha percatado de que esta efeméride significa realmente el bicentenario de nuestra emancipación y que deberíamos prestarle la más grande atención.

http://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/rebelion-cusco-teodoro-hampe-martinez-noticia-1748112

San Miguel y la piuranidad, por Teodoro Hampe Martínez

Sobre las celebraciones por el origen de la ciudad de Piura.
San Miguel y la piuranidad, por Teodoro Hampe Martínez

Teodoro Hampe Martínez
Historiador y educador

Piura

Desde hace varias décadas está en pie una acerba discusión sobre los orígenes históricos de la ciudad de Piura y la fecha exacta de su fundación española, en el siglo XVI. El asunto es de obvia relevancia, al punto de haber involucrado a las autoridades políticas y eclesiásticas de la región, a la comunidad académica y al público en general. La complejidad radica en la inexistencia de pruebas documentales que permitan establecer con certeza ese punto de arranque de la colectividad hispano-peruana.

La cuestión se encendió por 1932, cuando se alistaba la conmemoración del cuarto centenario de la llegada de Francisco Pizarro a las tierras de los incas. Se promulgó entonces la Ley 7517, que decretaba el 15 de julio como fecha de fundación de la primigenia ciudad de San Miguel, a orillas del río Chira. La base de esta norma se halla en los estudios de algunos investigadores locales, que habían establecido la probabilidad de esta fecha sobre las referencias de los cronistas más tempranos. Pero luego aparecieron nuevas evidencias en el Archivo General de Indias, que invitaban a retrasar la fecha de la fundación de San Miguel de Tangarará.

De aquí surgió la convocatoria a un memorable encuentro de académicos, en 1997, que concluyó que aquella ciudad debió haberse instalado entre el 10 y 18 de agosto de 1532, y con relativa probabilidad el 15. Las observaciones surgidas de ese certamen crearon una fuerte corriente de opinión, que ha terminado por mover los festejos de la Semana de la Piuranidad a agosto, teniendo como fecha central el día 15. Pero quizá no sea gratuita la preferencia por esta fecha, pues coincide con la festividad católica de la Virgen de la Asunción, patrona jurada de Piura.

Además, el 15 de agosto coincide con la fundación de la moderna ciudad de San Miguel en el valle del Chilcal, en la cuenca del medio Piura (1588), donde todavía se ubica esta pujante y cálida población, capital de provincia y de región. Sin embargo, tengo la convicción de que no deben desconocerse los antecedentes urbanos de San Miguel de Tangarará, lugar donde comenzó su andadura ese sincretismo tan complejo y rico, nutrido de las vertientes andina e ibérica. Hoy los habitantes del humilde caserío reclaman ante las autoridades de los gobiernos central y regional por la prolongada desatención, la deficiente infraestructura y la falta de servicios básicos, sin haber obtenido siquiera la categoría de distrito.

No han faltado épocas en que la Semana de la Piuranidad se celebraba en octubre, en recuerdo de la heroica inmolación de Miguel Grau Seminario, el hijo más ilustre de esta región. Hecho que nos lleva a comprobar que toda fecha conmemorativa es simbólica y se subordina a circunstancias de orden político, ideológico, cultural o religioso.

En vista de lo señalado, no sería impropio sugerir una fecha alternativa de celebración, que ayude a aglutinar la memoria e identidad de diversas comunidades que albergaron la famosa Ciudad Volante en algún momento del siglo XVI. Esto propendería a evocar debidamente a San Miguel Arcángel, el patrono de la ciudad y del propio Grau. Sugiero, pues, que sería adecuado reconocer el lugar especial que en la historia e identidad regional de Piura corresponde al arcángel guardián del ejército celestial, celebrando como fiesta oficial de esta colectividad el 29 de setiembre, según el santoral de la Iglesia católica.

http://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/san-miguel-y-piuranidad-teodoro-hampe-martinez-noticia-1843678

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: