POLIS – CIVITAS

Inicio » Ciudadania » La Planificación.

La Planificación.

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blog Stats

  • 188,376 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 405 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

La Planificación.

Msc. Percy C. Acuña Vigil

PAV

Mediante el Decreto – Ley No. 14220 del 19 de Octubre de 1962, se crea el Sistema Nacional de Planificación (SNP) con su organismo rector el Instituto Nacional de Planificación (INP) incorporando así en el accionar del Estado la necesidad de coordinar y compatibilizar las políticas públicas tanto sectorial como territorialmente, con una visión de mediano y largo plazo para el logro de objetivos y metas definidos por el poder político.

Con este Decreto Ley se dio inicio formal a la planificación en el Perú.

Más adelante, en junio de 1981, mediante el Decreto Legislativo N° 177 se puso en vigencia la Ley de Organización y Funciones del Sistema Nacional de Planificación, encabezado por el entonces Instituto Nacional de Planificación (INP), organismo que en el año 1992, después de 30 años, se disolvió el Instituto Nacional de Planificación mediante el Decreto Ley N° 25548, siendo asumidas sus funciones por el Ministerio Economía y Finanzas con excepción a las de cooperación internacional .

Desde hace 24 años que no se realiza actividad planificadora en el país. Más desorganización ni siquiera en los oficialmente estados fallidos. Esta situación responde a la aplicación del modelo Neo liberal, incluso a una deficiente aplicación. En el Perú tenemos un Estado reactivo antes que planificador y preventivo. Mientras eso continúe, los problemas surgirán más rápido que las soluciones, contribuyendo al círculo del subdesarrollo.

En la actualidad en el país no se desarrolla ningún sistema de planificación. Se ha montado un sistema de Planeamiento interministerial de carácter consultivo y de asesoramiento en el que el MEF y la PCM son los entes rectores. Se caracteriza por su confusión e inoperancia.

Debido a esta situación la regionalización no ha funcionado y se ha convertido en un lastre para el desarrollo. Las municipalidades, que tienen una función clave en la promoción del Desarrollo de sus ámbitos, marchan a la deriva sin ninguna coordinación ni directiva eficaz. El territorio nacional permanece sin atención directa de tipo planificación y por lo tanto todas las actividades en el territorio marchan a la deriva sin coordinación, sin metas y sin objetivos.

Aspectos conceptuales y metodológicos de la planificación territorial.
Concepto, importancia y necesidad de la planificación territorial.

Planificar es una de las actividades características en el mundo contemporáneo, y cada vez resulta más necesaria ante la creciente interdependencia y rapidez que se observa en el acontecer de los fenómenos económicos, políticos, sociales y tecnológicos. En ocasiones esto parece descifrar el enigma de la planeación, tanto para conocer hacia dónde vamos, como saber dónde estamos. Esto hace que los gobiernos destinen una parte considerable de sus energías y recursos a la planificación, lo cual ha ido desarrollando paralelamente una metodología cuya sofisticación ha crecido en complicación. No obstante, la planificación es un ejercicio de sentido común, a través del cual se pretende entender, en primer término, los aspectos cruciales de una realidad, para después proyectarla, diseñando escenarios en los que se busca finalmente obtener el mayor provecho posible de los recursos, así el diagnóstico se realiza con el fin de conocer las tendencias históricas de los fenómenos y diseñar las perspectivas futuras para el mismo. De aquí el carácter táctico de la planeación: no se trata sólo de prever un camino sobre el que habremos de transitar, sino que se busca anticipar su rumbo y, tal como se espera comúnmente, cambiar el destino a través de ella.

La cuestión territorial no escapa a los grandes cambios científico-técnicos en marcha y habrá que repensar los conceptos de territorio y región; las nociones de distancia, fricción del espacio y contigüidad, han entrado en fase de obsolescencia debido a los adelantos de la robótica, la miniaturización y la satelización; la consecuencia inmediata ha sido el abaratamiento de los costos del transporte y las comunicaciones.

La creciente importancia de las comunicaciones como factor locacional –versus factores tradicionales- acuña términos como telecarreteras y telepuertos; de hecho, un bit de información puede producir en una región una operación económica más cuantiosa que el embarque de un navío con carga completa de productos tradicionales . Por tal razón, además de las regiones homogéneas, polarizada y plan que distingue Boudeville, Boisier considera las pivotales, asociativas y virtuales . Se denomina regiones pivotales a los territorios organizados y complejos con cultura e identidad, los cuales es posible identificar con la división político-administrativa; pueden ser provincias, como la de Concepción, en Chile, o departamentos como los de Antioquia y del Valle del Cauca, en Colombia. Las regiones asociativas son las que pueden ampliarse mediante la unión voluntaria con unidades territoriales adyacentes, como se prevé en las constituciones de Colombia y Perú, y se diferencian de las actuales por su carácter voluntario y democrático. Las regiones virtuales surgen de acuerdos de tipo contractual, formales o no, entre dos o más regiones pivotales o asociativas para alcanzar ciertos objetivos de corto y mediano plazos.

En el nuevo escenario regional de América Latina las políticas de desarrollo económico local aparecen como respuesta a los principales retos e imperativos del ajuste estructural de las economías de la región, pues se dirigen principalmente a garantizar el advenimiento de las innovaciones tecnológicas y de las organizaciones en la base misma del tejido productivo empresarial de los territorios. (Más detalles en F. Alburquerque) .

En el orden conceptual la ordenación del territorio es un término que no se emplea de manera relacionada, variando sus significaciones según cada campo profesional; es normal asimilar el ordenamiento territorial con el urbanismo, y en el extremo opuesto, con la planificación de usos del suelo rural. De hecho, en un principio fue considerada como una ampliación del urbanismo a unos espacios más extensos que los estrictamente urbanos. El concepto ha evolucionado, especialmente en los últimos veinticinco años, al calor de la renovada consideración que ha ido adquiriendo la incidencia de la acción humana sobre su entorno; en la actualidad se sitúa en una posición intermedia entre el urbanismo y la planificación económica.

La ordenación del territorio puede verse como el conjunto de actuaciones administrativas dirigidas a conseguir en un territorio una distribución óptima de la población y de las actividades socioeconómicas y en consecuencia, de los grandes ejes de comunicación, de los equipamientos públicos de carácter municipal y de los espacios naturales libres. Todo ello con el fin de ofrecer al ser humano una calidad de vida que permita el desarrollo de su personalidad, y bajo la restricción básica de sostenibilidad.

La ordenación del territorio se lleva a cabo por medio de todas aquellas medidas que tiendan a conseguir los fines indicados. Éstas tienen un carácter sectorial, pero su incidencia espacial las incorpora al conjunto de la ordenación del territorio. Para coordinar las diversas medidas será necesario elaborar planes integrales en los que se incluyan las diferentes actuaciones que se prevén para un territorio determinado, la elaboración de éstos corresponde a la planificación territorial, de modo que la ordenación del territorio incluye la elaboración de políticas y planes sectoriales, y la coordinación de los mismos será por la planificación que se desarrolle a nivel territorial.

Mediante la naturaleza misma de la planificación territorial y la formulación inicial del desarrollo sostenible como meta de nivel superior se pueden establecer objetivos concretos tales como:
1. Desarrollo socioeconómico equilibrado de los territorios y localidades.
2. Incremento de los niveles de vida.
3. Gestión responsable de los recursos naturales y la protección del entorno.
4. Uso racional del territorio.

Para conseguir estos objetivos se requiere una serie de actuaciones que se llevan a cabo por diversos Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), que se ejecutan en diversos niveles administrativo-territoriales (local, territorial y nacional); estas instancias varía según la realidad del país en el que se trabaje y el contexto en el que éste se inserte.

Las actuaciones propias de cada nivel territorial son diferentes, y cada uno de ellos es el adecuado para conseguir alguno de los objetivos fijados; esto no resta valor a lo que se pueda realizar desde otros niveles, es más, la propia filosofía de acuerdo subyacente en el objetivo de la sostenibilidad, y reclama una amplia colaboración entre todos los agentes públicos y privados, con incidencia en el territorio.

Bases para La Planificación Territorial:

Adjunto un ejemplo de aplicación de un proceso de planificación a nivel nacional

http://www.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/btca/txtcompleto/mideplan/cuad2-met.visualizacplanterrit.pdf

Planificación Territorial

La Dirección de Planificación Territorial
Corresponde a la Dirección de Planificación Territorial el diseño, la implementación, la gestión, el seguimiento y monitoreo del Sistema Nacional de Planificación, en el seno del Sistema de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, para la formulación de planes de desarrollo en todos niveles -municipal, departamental, nacional y regional- que vinculen las políticas públicas con la programación de la inversión pública para el desarrollo de los territorios. Es la unidad de planificación que analiza, interpreta y evalúa permanentemente, las dinámicas y dimensiones sociales y económicas que suceden en los ámbitos geográficos de administración territorial, en el país. Lideró la orientación en la elaboración de los Planes de Desarrollo Municipal –PDM- y Planes de

Desarrollo Departamental PDD participó en el proceso de elaboración de PND y participa en los esfuerzos interinstitucionales de fortalecimiento municipal.

Son responsabilidades de la Dirección de Planificación Territorial:
1. Apoyar la implementación del Sistema Nacional de Planificación, en el ámbito que le corresponda.
2. Integrar, divulgar y promover, los marcos normativos, conceptuales y metodológicos del proceso de planificación territorial.
3. Brindar asistencia técnica en el proceso de formulación, seguimiento y evaluación de los planes territoriales de corto, mediano y largo plazo dentro del seno del Sistema de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y las municipalidades.
4. Apoyar el diseño y promoción de instrumentos y mecanismos, para la articulación efectiva de los procesos de planificación y establecimiento del vínculo plan territorio y su financiamiento, procurando la identificación de estrategias para obtener recursos financieros.
5. Diseñar e implementar la creación de los sistemas de información que faciliten los procesos de planificación territorial, así como la articulación con otros sistemas afines.
6. Facilitar el fortalecimiento de capacidades de funcionarios y técnicos de instituciones vinculadas al Sistema de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y las municipalidades, en sus distintos niveles en planificación territorial.
7. Cumplir las demás funciones inherentes a la naturaleza de sus actividades y las que el jefe inmediato superior o el Secretario le asigne.

La planificación territorial constituye un eje fundamental en el que hacer institucional de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán-. El objetivo es apoyar a fortalecer el Sistema Nacional de Planificación, para coadyuvar al desarrollo ordenado e integral en los niveles municipal y departamental. Todas las coordinaciones interinstitucionales se realizan dentro del Sistema de Consejos de Desarrollo, en los niveles municipal y departamental (Consejo Municipal de Desarrollo –COMUDE- y Consejo Departamental de Desarrollo –CODEDE). Las acciones van encaminadas a brindar las orientaciones sobre la elaboración y seguimiento del proceso de planificación estratégica y operativa que responsa a las prioridades nacionales Planes de Desarrollo

Plan de Desarrollo Municipal –PDM-: Instrumentos que orientan la gestión del municipio elaborados por las municipalidades por medio de la Dirección Municipal de Planificación –DMP- con acompañamiento, asesoría y asistencia técnica de la Segeplán; en procesos participativos, en los que se involucran actores claves del territorio. A la fecha se tiene a disposición trescientos veintiocho Planes de Desarrollo Municipal (328 PDM).

Plan de Desarrollo Departamental –PDD-: Instrumentos que tienen como objetivo promover el desarrollo armónico territorial, proponen la reducción de desigualdades sociales y asimetrías territoriales hacia adentro de los departamentos en respuesta a las prioridades nacionales de desarrollo. Se aprovecha la sinergia de las capacidades y las fuerzas de territorios administrativos reconocidos, que superan el ámbito municipal, como oportunidades para el desarrollo social, económico, ambiental e institucional. Para esto, se da acompañamiento, asesoría y asistencia técnica a las Unidades Técnicas Departamentales –UTD-, dentro del marco del Consejo Departamental de Desarrollo (Codede). A la fecha se dispone de veintiuno Planes de Desarrollo Departamental (21 PDD).

Plan Estratégico Institucional (PEI): Para apoyar la implementación del PDM, la Dirección de Planificación Territorial orienta la elaboración de los Planes Estratégicos a los Consejos de Desarrollo y Municipalidades del País, que se constituye en el instrumento de gestión que orienta y ordena las acciones a seguir para alcanzar los objetivos en cumplimiento del mandato institucional Segeplán asesoró técnicamente a 241 gobiernos locales para elaborar sus PEI.

Plan Operativo Multianual –POM-: Es el instrumento de planificación que se deriva del PEI, que ordena y programa las acciones y proyectos a realizar en un periodo multianual, y la intención de inversión, en el ámbito territorial correspondiente (departamental por medio de los consejos de desarrollo y municipal), con un horizonte de vigencia trianual en concordancia con el periodo de las proyecciones macroeconómicas del país.

Plan Operativo Anual –POA-: Es el instrumento de planificación que se deriva del Plan Operativo Multianual, ordena las acciones y proyectos a realizar en un año, y la intención de inversión en el ámbito territorial correspondiente (departamental por medio de los consejos de desarrollo y municipal). El POA debe tener expresión en el presupuesto del nivel que corresponda para que cumpla su finalidad. Política de Fortalecimiento de las Municipalidades –PFM- y Plan Nacional de Fortalecimiento Municipal –Planafom-: La Política de Fortalecimiento de las Municipalidades, tiene como alcance, la mejora de la capacidad de gestión de las municipalidades para jugar un papel preponderante en el desarrollo de sus municipios. En este esfuerzo están integradas veintitrés instituciones que tienen por mandato apoyar el desarrollo de los municipios. El Planafom, tiene cinco ejes de fortalecimiento municipal:

1. Fortalecimiento financiero.
2. Fortalecimiento administrativo.
3. Fortalecimiento de los servicios públicos municipales.
4. Fortalecimiento técnico estratégico.
5. Fortalecimiento de la Gobernabilidad.

Ranking de la gestión municipal.

El Ranking de la Gestión Municipal es uno de los instrumentos de la Política de Fortalecimiento de las Municipalidades, es una iniciativa que tuvo la Segeplán a través de la Dirección de Planificación Territorial en el 2013 en coordinación con otras entidades y, que en el 2014 materializó su primera experiencia realizando por completo la medición de la gestión municipal del año anterior, en trescientos treinta y cuatro gobiernos locales.

El Ranking como instrumento recoge información que permite conocer la situación general de la gestión municipal enmarcada en siete índices de gestión. Dicho ejercicio genera una herramienta valiosa técnicamente hablando, no solo para las municipalidades sino, para entidades del sector público, privado, organizaciones no gubernamentales y cooperación internacional y otras que tienen que ver con el fortalecimiento municipal, para desarrollar estrategias que permitan mejorar la gestión municipal en todos los índices de gestión y, que se constituye en un instrumento de asesoría para lograr el buen gobierno municipal.

L’aménagement du territoire en France

L’aménagement du territoire en France consiste en un ensemble d’actions menées par l’État, les collectivités territoriales et certains établissements publics afin de favoriser le développement des régions formant le territoire national. Agissant sur une échelle plus vaste que la politique de la ville, l’aménagement du territoire porte sur la disposition spatiale des hommes et des activités. Il conjugue donc développement économique, habitat, transports et communications.

L’aménagement du territoire à la française demeure attaché à des processus dans lesquels l’État joue un rôle moteur. Toutefois, si cette politique se fonde sur des lois, des règlements et un budget décidés au niveau national, sa mise en œuvre met en jeu des dispositifs contractuels conclus avec les collectivités territoriales. Quant à l’Union européenne, elle intervient de plus en plus dans le développement des régions par le biais de sa politique régionale. Ce double mouvement de décentralisation et de construction européenne conduit aujourd’hui à faire intervenir tous les niveaux de l’organisation territoriale à la politique d’aménagement du territoire.

Une notion essentiellement française

L’aménagement du territoire est avant tout une politique, et spécialement en France, la notion étant même peu commune dans la plupart des pays européens, où les pouvoirs régionaux et locaux disposent généralement de plus grandes latitudes d’organisation de leur territoire. Ainsi, en Allemagne on ne parle pas d’aménagement du territoire mais plutôt de « développement spatial ».
En France, le territoire fait son entrée sur la scène de l’action publique depuis la mise en place d’une action d’État en faveur de l’aménagement du territoire en 1950. Retenons la définition que donne Eugène Claudius-Petit de cette nouvelle politique :
« L’aménagement du territoire, c’est la recherche dans le cadre géographique de la France d’une meilleure répartition des hommes en fonction des ressources naturelles et de l’activité économique. »
— Pour un plan national d’aménagement du territoire, 1950
Trois idées sont contenues dans cette définition :
• L’aménagement du territoire apparaît comme une exigence de justice spatiale : la correction des disparités (depuis Paris et le désert français de Jean-François Gravier, livre marquant de 1947, qui a un écho dans tout l’appareil d’État.)
• L’aménagement du territoire apparaît aussi comme une exigence économique.
• L’aménagement du territoire introduit l’idée d’une spécialisation fonctionnelle des territoires (« en fonction de… »).

Le territoire est ici placé au cœur d’une vision fordiste : à la division sociale du travail doit correspondre une division spatiale des activités.

Cette vision trouve une concrétisation opérationnelle dans l’appareil d’État, notamment dans le système politico-administratif, avec la coexistence de deux ministères chargés des questions spatiales : l’aménagement du territoire et l’équipement (qui remplacera le MRU : ministère de la Reconstruction et de l’Urbanisme). Pour l’État, l’aménagement du territoire peut être considéré comme le volet spatial de la planification.

Le territoire doit être organisé de manière à ce que l’on trouve une fonctionnalité à l’enchâssement socioéconomique. Le territoire est alors un support de la croissance. Le territoire est un système en poupées russes facilitant la division spatiale du territoire : il y a des territoires de commandement et des territoires de production (logique de la déconcentration industrielle à partir de 1954 : sortir les industries de Paris).

L’aménagement du territoire à la française se caractérise par l’aspect incitatif des politiques. Ainsi à la différence des politiques soviétiques, les plans nationaux ont toujours été indicatifs et non contraignant.

Principes d’aménagement
En France, où l’aménagement du territoire est conçu et réalisé par l’État national, le géographe Jacques Lévy distingue “quatre attitudes vis-à-vis- de la ville et de l’aménagement en France” :
• les Physiocrates, dont la logique d’action est le corporatisme et la valeur fondatrice est l’indifférenciation inégalitaire
• les Étatistes, dont la logique d’action est le dirigisme et la valeur fondatrice est l’indifférenciation égalitaire
• les Libéraux, dont la logique d’action est celle du marché dérégulé et pour qui la valeur fondatrice est la différenciation inégalitaire
• les Urbanophiles, dont la logique d’action est portée par les Acteurs, et pour qui la valeur fondatrice de cette action est la différenciation égalitaire (Lévy, 2003).

Parmi les principes d’aménagement, le polycentrisme, l’idée qu’un territoire doive s’organiser autour de plusieurs pôles, est un des plus récurrents.
Ainsi la mise en œuvre de la politique d’aménagement du territoire coïncidera avec la consécration d’un aménagement fordiste du territoire : les institutions administratives nouvellement créées, et notamment celles de la DATAR (en 1963), vont servir de caution politique et administrative au « développement en cascade » (théorie économique inspirée des pôles de développement de François Perroux). Ce développement en cascade passe un renforcement de l’armature urbaine (Ve plan), avec l’institution de huit métropoles d’équilibres à partir de 1964. Il s’agit de villes seules comme de groupes de villes en réseaux : Lille-Roubaix-Tourcoing, Metz-Nancy, Strasbourg, Nantes-Saint-Nazaire, Lyon-Saint-Étienne-Grenoble, Bordeaux, Toulouse, Marseille, et des centres régionaux de plein exercices (Rennes, Nice, Dijon, Clermont-Ferrand) qui vont accueillir des grands équipements et des infrastructures lourdes afin de rayonner sur les villes moyennes de leur environnement régional.

https://fr.wikipedia.org/wiki/Am%C3%A9nagement_du_territoire_en_France
https://fr.wikipedia.org/wiki/Am%C3%A9nagement_du_territoire
https://fr.wikipedia.org/wiki/%C3%89conomie_urbaine
https://fr.wikipedia.org/wiki/%C3%89conomie_g%C3%A9ographique
https://fr.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9ographie_%C3%A9conomique

Francois Perroux, Les Techniques quatitatives de la Planificaton.

Jaques Boudeville

La Planification.

Ordnung Planung

 Urban Planning System

 


2 comentarios

  1. Paola dice:

    Buena información arquitecto.

    • pavsargonauta dice:

      Es importante difundir esta información en un contexto en donde éste tema esta silenciado interesadamente, especialmente por los medios de comunicación.
      .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: