POLIS – CIVITAS

Inicio » Urbanismo » El urbanismo medieval

El urbanismo medieval

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blog Stats

  • 188,376 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 405 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

PAV

El urbanismo medieval

Percy C. Acuña Vigil

Henry Pirene y Jan Dhondt consideran que las ciudades medievales resurgieron en el siglo IX; llegando a su máximo esplendor hacia finales del siglo XII.
Ambos historiadores observan que el renacer de las ciudades fue producto de un largo proceso iniciado en siglos anteriores. La observación realizada por tan prestigiosos especialistas tiran por tierra viejas e incorrectas versiones que afirman que durante la Edad Media desaparecieron las ciudades.

Es necesario recordar que con la llegada de los bárbaros (T.E.M) el urbanismo característico del Imperio Romano desapareció totalmente; sin embargo siguíeron de pie , muchas ciudades con rasgos diferentes al periodo Imperial.

El resurgir de las ciudades se debió al desarrollo explosivo de los burgos, término muy bastardeado y usado inapropiadamente en reiteradas oportunidades. No son pocos los que suelen utilizar la palabra burgos como sinónimo de ciudad. Para poner mayor claridad al tema se puede recurrir a Dhondt quien explica de manera muy sencilla el alcance del término: en Alemania; BURGUS designaba a una fortificación .En Italia ; BORGO y en Francia BOURG hacían referencia a una localidad campesina o un mercado.

En definitiva era un barrio construido para el desarrollo de las actividades económicas . Los burgos generalmente nacían en las proximidades de un castillo, abadías, Civitas ( ciudades antiguas)y en zonas rurales.

Los burgos más antiguos databan de principio y mitad de siglo VIII y otros también antiquísimo de la primera década del siglo IX. Llegando al año 850 surgieron una cantidad interesante de burgos cuya función elemental era cubrir las necesidades básicas de las personas que habitaban en zonas aledañas .Al finalizar el siglo IX aparecieron algunos burgos que no estaban ligados a las comunidades locales. Un siglo después se dió un fenómeno muy particular, se erigieron burgos en regiones rurales revolucionando las costumbres y actividades cotidianas.

La multiplicación de burgos fue una realidad imparable de frenar, no había civitas, castillo y monasterios que no tuviesen uno o más burgos.
En los barrios (burgos) vivían artesanos especializados que respondían a las demandas de las comunidades agrarias medievales. La mayoria de sus habitantes eran mercaderes ambulantes, también los habia estables dedicados al manejo de dinero, metales, prestamos ( verdaderos usureros). Los prestamistas más destacados eran de origen judios y con influencia decisiva en las actividades comerciales locales. La sociedad que habitaba en los barrios presentaba la estratificación representativa del mundo medieval.

En general todos los burgos poseían características similares: casas amontonadas con techos a dos aguas, calles angostas muy sucias producto de la cantidad de personas en espacios limitados y al quehacer de los artesanos. Los artesanos solían agruparse por zonas . Era algo normal que las calles llevasen el nombre de los artesanos que en ellas residían.

El amontonamiento y las carencias de medidas higiénicas producían serias enfermedades. Las únicas medidas preventivas estaban destinadas a evitar los incendios. Todas las actividades se realizaban durante el día ; llegada la noche el fuego debía apagarse.
Las plazas y las iglesias eran los puntos neurológicos de los burgos; allí se realizaban las principales actividades no sólo ligada al comercio sino a toda expresión de carácter social

Los dias de mayor afluencia de gente eran los domingos debido a las misas. La situación no fue desaprovechada por los mercaderes para ofrecer su mercaderia; la actividad comercial estaba matizada por representaciones teatrales y fiestas religiosas. Bullicio, alegría, mendicidad, borrachera, eran algunas de las pinturas que uno podía admirar en los burgos . Según Huizinga hasta las prostitutas aprovechaban el movimiento de los días domingos para obtener mayores ganancias.

La explosión de los burgos a la que se ha hecho referencia fue consecuencia del desarrollo y evolución de la convivencia social de carácter municipal. Pirene agrega que los procesos agrarios contribuyeron con ese crecimiento( el cultivo trienal, el arado de hierro , el caballo en reemplazo del buey y la ampliación de zonas de cultivos) produjeron execedente que los campesinos volcaban en los mercados barriales, generando mayor movimiento de consumidores y vendedores.
Dhondt considera que la explosión de los burgos fue un proceso lógico de asimilación del burgos a la ciudad.

Al igual que el nacimiento y explosión de los burgos , nacieron las SAUVETÉS(nuevas ciudades) . Las nuevas ciudades se ubicaban en las zonas próximas a los Pirineos; su creación apuntaba a explotar los recursos propios del lugar. La población era nueva y de distinta procedencia, llegaban a las sauvetés con ciertos privilegios ( derechos de asilo y status jurídicos de hombre libre) .

El derecho de asilo fue una concesión que se otorgaba a personas que huían de la ley ; se les permitía establecerse en lugares reservados para estos casos (sauvetés).Allí quedaban protegidos de toda persecusión.
Había una tendencia de los grandes propietarios de colonizar su territorio con el fin de explotar zonas virgenes reactivando las actividades económicas( explotación del suelo y actividad comercial).Los terratenientes vieron la posibilidad de obtener grandes ganancias, por su parte los colonizadores se aseguraban determinadas inmunidades o franquicias.
Los sauvetés fueron característicos del siglo XI a diferencia de los burgos cuyos orígenes se remontaban al año 700.Como se puede observar se han enunciado las características principales de los burgos y sauvetés para erradicar la idea que burgos y ciudad son sinónimo.
En el siglo XI en el Mediterráneo había ciudades con gran desarrollo urbano y una activa vida cultural , política, social y económica. Milan , Venecia y Pavia eran algunos de los ejemplos, con poblaciones que llegaban a los 80.000 habitantes . Las ciudades italianas fueron centros comerciales capaces de desafiar al soberano de turno debido a su poder económico.

Marc Bloch y F. Braudel suponen que la geografía fue determinante para el crecimiento de las ciudades italianas.
Si se dirige la mirada a España se verá que a pesar de la opresión de los árabes , Pamplona, Burgos y Santiago de Compostela eran digna de admiración por la evolución y madurez.

El análisis de registros comerciales de Londres permite deducir la presencia de numerosas ciudades en Europa Occidental con un alto nivel de urbanismo.
Recordemos que los burgos tenían un alcance municipal y que en muchos casos nacían como un riñon de las ciudades. Se ha explicado que estos barrios se ubicaban en lugares estratégicos , atrayendo a mercaderes y artesanos que vieron un lugar propicio para lograr abultadas ganancias. No pasó mucho tiempo que el espacio se transformó en un lugar municipal de mayores proporciones.

Los burgos se localizaban próximos a ríos y mares por ser vías comerciales rápidas y seguras.,las vías terrestres no eran muy usadas por razones lógicas( malas condiciones , inseguras). Los nuevos burgos o las nuevas ciudades se creaban a una distancia en donde la luz solar era el punto de referencia.Las travesias comerciales se hacían durante el día , esa distancia servía para separar un poblado de otro.

Es interesante ver como la población de los bugos se fueron asentando; en primer lugar la población estable la conforman mercaderes y artesanos.Para Benévolo el establecimiento permanente de un mercader era el embrión de los burgos.A partir de aquí las comunidades agrícolas comenzaban a ubicarse en las proximidades para vender sus productos y satisfacer necesidades.Parte de los campesinos se ubicaron en el interior de los burgos y se alistaron en la fila de los artesanos para desarrollar una actividad complementaria.

Hay otro factor determinante en el crecimiento y progreso de algunas ciudades y fueron las peregrinaciones.Las perigrinaciones a partir del siglo X movilizaba multitudes a ciudades en donde se rendían culto o veneraba a la virgen.
La concentración de personas era tierra de cultivo para la actividad de mercaderes , artesanos y campesinos que ofrecian sus productos , logrando ubicar la totalidad de las mercaderia.Pero ¿ de qué manera este acto de fe repercutía en el desarrollo de la ciudad?

Recibir tantos creyentes obligaba a los obispos y demás residentes a construir una infraestructura adecuada a esa demanda y a tomar medidas administrativas que permita una mayor organización de la población.
A comienzos del año 1000 se utilizó la palabra burgués para designar al habitante de los burgos o de las ciudades antiguas ( civitas). Hasta esta fecha carecían de un aparato jurídico que los protegiera.

Las civitas italianas eran las únicas que poseían determinadas garantías . Las ciudades conservaban sus murallas ; la mayoria contaban con cuatro entradas y tres torres que servían de vigias.El material con el cual se construía era la cuarcita y el granito. Las murallas no eran un aspecto menor porque no sólo protegían a los habitantes de un ataque exterior ; sino que además delimitaba un espacio en donde determinados delitos serían reprimidos y combatidos.

Desde el siglo XI se dictaron unas serie de garantías en diferentes ciudades europeas que pretendían generar cierto orden y proteger a mercaderes y artesanos ( derecho a la propiedad, castigo a los crímenes ).

Flandes estuvo a la vanguardia de las ciudades que lograron un marco jurídico que las protegiera de los abusos señoriales, las garantías logradas se dieron de manera oral , no hay registros escritos que permitan un mayor análisis. En épocas posteriores se pudieron recopilar las principales garantías individuales, que apuntaban a defender y proteger a los mercaderes y artesanos en la práctica de su profesión( robos, crímenes, propiedad, consficación , impuestos abusivos)

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA :
BENÉVOLO,L.” LA CIUDAD EUROPEA”BARCELONA, CRÍTICA, 1999
DHONDT, J.” LA ALTA EDAD MEDIA”MADRID, S.XXI, 1997
LE GOFF,J.”MERCADERES Y BANQUEROS DE LA EDAD MEDIA” MADRID ,EDIT. ALIANZA, 2003
PIRENE, H. “CIUDADES MEDIEVALES “, MADRID, ALIANZA, 2005


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

Activity relating to the work of French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: