POLIS – CIVITAS

Inicio » Literatura » Marcel Proust: À la recherche du temps perdu.

Marcel Proust: À la recherche du temps perdu.

Percy Acuña Vigil

Pensamiento sobre la ontología de la ciudad

En esta bitácora comparto mis reflexiones y otras informaciones que reflexionan sobre la ciudad como la concreción del juego del poder.

Blogs que son referenciahttps://www.facebook.com/groups/83583432493/

Blog Stats

  • 395.769 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 426 seguidores

Registrado en:

Peru Blogs

Marcel Proust

Marcel Proust 1.

En 1907, comenzó la que sería la primera parte de su gran novela y que titularía Por el camino de Swann (Du côté de chez Swann), publicada en 1913 a cuenta del autor. La segunda parte, A la sombra de las muchachas en flor (À l’ombre des jeunes filles en fleur) obtuvo el Premio Goncourt en 1919, primer reconocimiento de cierta notoriedad que Proust recibió cuando le quedaban sólo tres años de vida.

À la recherche du temps perdu es una gran reflexión sobre el tiempo, la memoria, el arte, las pasiones y las relaciones humanas atravesada por un sentimiento del fracaso y el vacío de la existencia, animada por más de doscientos personajes: descripciones poéticas, comparaciones y metáforas, reflexiones filosóficas y exposiciones literarias de teorías metafísicas, anécdotas, discusiones y conversaciones que entrecruzan los más variados personajes en los más diversos lugares.

Marcel Proust 2

Varios ejes estructuran la obra, entre los cuales destacan:

El amor y los celos, ilustrados especialmente en la relación entre Swann y Odette, así como en la que el narrador tiene con Albertina
El arte en todas sus formas: pintura, música, literatura, teatro, arquitectura, escultura.
La condición existencial y la subjetividad esencial que la constituye
Las relaciones entre tiempo y memoria.
Los distintos ámbitos y esferas sociales que contrastan entre sí, como la familia y los amigos, la ciudad y el pueblo, los salones burgueses y los aristocráticos.
La homosexualidad, tema tratado en los personajes de Roberto de Saint-Loup, el Barón de Charlus y Carlos Morel.

Proust ofrece un gran panorama de la decadencia de la nobleza francesa a fines del siglo XIX, pero también salva mediante la riqueza imaginativa de su memoria para la posteridad ese modo de vida. También escribió Los placeres y los días (recopilación miscelánea), Jean Santeuil (novela inconclusa y póstuma, publicada en 1952), además de numerosos artículos escritos para la prensa (principalmente de crítica literaria y recopilados en Contra Saint-Beuve y Parodias y misceláneas) y de una cantidad abrumadora de cartas –más de cien mil– cuya publicación se completó en 1993 y alcanzó los veintiún tomos de Epistolario. Tradujo a John Ruskin (The Bible of Amiens, Sesame and Lilies) con ayuda de su madre, de excelente inglés, para la comprensión del idioma.

El estilo literario

En general la obra de Proust posee un estilo literario muy característico e inconfundible, influido por el impresionismo y con marcado carácter simbolista. Domina un tipo de descripción atomizada y narrativamente recurre a un tempo lento y moroso, de párrafo amplio y complejo; su manera de abordar cualquier cuestión es siempre indirecta, en espiral.

Huyendo del realismo y sus excesos naturalistas, Marcel Proust mostrará su transfiguración de la realidad por medio de distintas formas de subjetivismo, como por ejemplo la forma imaginativa de tratar el tiempo y sus observaciones y descripciones impresionistas, pero todas estas técnicas quedan resguardadas a la sombra de la principal característica de la obra de Proust: el fluir proteico de la conciencia, reducida a la durée bergsoniana.

Proust hace uso del monólogo indirecto, el cual supone la presencia de un narrador omnisciente que presenta pensamientos no articulados por la palabra y regularmente conduce al lector a través de una estructura episódica que también es una modificación de la clásica estructura tradicional, por dos razones: por el uso de la analepsis o flashback y por su especial contenido temático. El contenido de la novela no es lineal, y solo reduciéndolo a la caricatura puede denominarse argumental, porque no narra sucesos, como en la escuela tradicional, sino el efecto que producen en la sensibilidad, el pensamiento, la imaginación y la memoria. La obra de Proust presenta también diálogos simultáneos que suceden en un mismo tiempo-espacio.

Los cambios de narración, de lugar, de tiempo, de perspectiva y de narrador, hechos a partir de recuerdos, ofrecen una impresión especial. La novela proustiana posee un tiempo psicológico, manipulado por el narrador.

Marcel Proust 3Ingreso del edificio donde vivió Proust en Paris: Sobrio, elementos constructivos solidos, detalles constructivos pertinentes para comunicar sentido de potencia. Alegorias griegas apropiadas a la imagen de coherencia formal.

La obra de Proust es una narración de sensaciones y detallista. Tal como describe lo que rememora al saborear una magdalena,
“esos bollos cortos y abultados que llaman magdalenas”,
y oler el aroma del té y describir como
“me lleve a los labios una cucharada de té en la que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar me estremecí…”.
Con la misma precisión tratará los sentimientos, a los que sitúa en diferentes puntos de vista y circunstancias, exponiendo en cada caso una nueva descripción,
“…todo eso, pueblo, jardines, que va tomando forma y consistencia, sale de mi taza de té”. Analiza los átomos de los sentimientos y de las percepciones:
“si deseamos comprender lo bonita que ha sido una mujer no basta con mirarla, hay que traducir facción a facción“.
Tal como saborea el té con la magdalena lo hace con el beso a Albertina.

La lectura de esta novela atrae al lector no tanto por la historia que cuenta, sino por cómo lo hace, ya que Proust es capaz de hacer entrar al lector en su obra, lo atrapa porque une el lenguaje al sentimiento, convirtiendo leer en un espejo que nos permite ver nuestros propios sentimientos que acaban formando parte de la novela. Cada detalle lo alarga en su descripción porque quiere hacer visible cómo lo envuelve el sentimiento.

Referencia literaria

1913-1927: En busca del tiempo perdido [À la recherche du temps perdu]
1913: Por el camino de Swann [Du côté de chez Swann]
1919: A la sombra de las muchachas en flor [À l’ombre des jeunes filles en fleur]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El blog de Karla Calle

Soy una periodista y diseñadora a la que nadie le dice qué hacer, decir, escribir o pensar.

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

News and resources on French thinker Michel Foucault (1926-1984)

El blog de Karla Calle

Soy una periodista y diseñadora a la que nadie le dice qué hacer, decir, escribir o pensar.

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

News and resources on French thinker Michel Foucault (1926-1984)

El blog de Karla Calle

Soy una periodista y diseñadora a la que nadie le dice qué hacer, decir, escribir o pensar.

POLIS - CIVITAS

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

EL BLOG DE JOSÉ FARIÑA

Bitácora de urbanismo y Planeamiento

Foucault News

News and resources on French thinker Michel Foucault (1926-1984)

A %d blogueros les gusta esto: