POLIS – CIVITAS

Inicio » 2012 » junio

Archivos Mensuales: junio 2012

Sobre crítica de arquitectura

Publicado en Urbanoperu el Lun, 2008-12-22 23:02.

Percy C. Acuña Vigil

La crítica arquitectónica es el arte de juzgar las cualidades (bondad, verdad, belleza…) de la arquitectura. Para ello es indispensable tener plena conciencia de que la crítica no es algo personal, sino que tiene un beneficio social. Asimismo, para que la crítica pueda ser útil, se requiere: altura intelectual, visión de la problemática actual y futura, despersonalización, unidad de dirección y humildad para recibirla y para formularla. Ambas condiciones son difíciles de satisfacer.

La anterior declaración contrasta con lo que sucede en el medio en donde la crítica arquitectónica no existe. En la actualidad se está construyendo mucho más que antes, y en medio de este boom constructor se observa que en algo hay arquitectura, sin embargo no se evalúa lo que se esta construyendo, ya que no existe un sistema institucionalizado de critica arquitectónica en la sociedad civil.

Lo evidente es que la crítica arquitectónica ha desaparecido, en algún momento se hacía referencia a lo que se construía, pero incluso esto ha desaparecido porque al mercado no le interesa la critica. La poca crítica que en algún momento se comenzó a insinuar ha desaparecido por la misma presión del mercado.

Basta recorrer un poco las ciudades del país para ver que los centros comerciales están construyéndose en cada ciudad con una velocidad impresionante, pero la evidencia muestra que estas construcciones se están realizando sin atender criterios básicos de diseño, los cuales quedan relativizados dejándose al criterio subjetivo de cada proyectista.

Por ejemplo se puede señalar que entre los muchos problemas relacionados destaca, por ser el más destructor, que los aspectos relacionados con la estética no se contemplan dando un resultado monotono, y falto de calidad, mostrando irrespeto frente al contexto y a la identidad, y que crecientemente, haciéndose olvido de la tradición y de los valores de la idiosincrasia local, se esta destruyendo lo poco que queda que pueda permitir una ciudad coherente y apropiada al contexto y a sus modos.

Paralelamente y con la venia de la autoridad, se construye con estándares mínimos que afectan el confort y la seguridad de los vecinos, sin prioridad tanto en aspectos acústicos, de contaminacion visual, y mucho menos de respeto por la ciudadanía  en aspectos de carácter funcionales como operativos en la construcción de la ciudad.

Además y como haciendo olvido del compromiso urbano, últimamente se actúa de modo que la mayoría de las obras no tengan relación positiva con la imagen urbana. Este sistemático abandono de la imagen de la ciudad se ve incrementado negativamente debido a que, entre otros aspectos, no se atiende los problemas de transito y de transporte que el crecimiento anarquico de la ciudad está generando, pensándose, en muchos casos que eso es sólo un problema de la municipalidad y que se resuelve solo, cuando en realidad es un problema sistémico en el que todos los actores intervienen. En general el afán por la rapidez de las soluciones, no deja lugar a la reflexión y a la exigencia de otros considerandos que no sean el del negocio y el lucro inmediato.

Este panorama encuentra su razón en el hecho de que cada concejo municipal otorga licencias de construcción a su criterio, sin que haya ningún tipo de visión crítica de carácter orientador por parte de la sociedad civil; esto se suma a que las comisiones técnicas que había en los municipios, que podían servir de orientación, poco a poco están perdiendo validez, frente a la pugna por este afán de hacer sin ningún control, acatando los dictados del paradigma neo liberal, incluso con mayor eficiencia que en la cuna del liberalismo.

Frente a este panorama, que hace que las ciudades se encuentren abandonadas en cuanto a una guia que permita, que la ciudadanía este orientada e informada, para que pueda cumplir su rol democrático e intervenga creativamente en su desarrollo, reflexiono sobre la necesidad de la crítica arquitectonica urbanística.

¿En qué consiste la crítica arquitectónica?

J. P. Bonta lo expresa claramente cuando dice que la experiencia verbal no puede sustituir a la experiencia artística, y que la experiencia artística puede ser descrita verbalmente, y el análisis verbal puede modificar y de hecho modifica, a la experiencia artística.

Sin embargo contradictoriamente, la critica se forma en las universidades donde los juicios de valor son superficiales en la manera de enseñarse, quedando lo “arquitectónicamente crítico” en un plano fangoso y degradado, estigmatizado por utilizar un leguaje híbrido donde el código es su propio metalenguaje, verbalizado por la cotidianidad, continuamente entrelazado por la interacción de hechos pasados con juicios y valores presentes, indispensables pero que no son capaces de inducir pensamientos utilizables en un futuro: R. de Fusco señalaba al respecto “una especie de corredor que es necesario atravesar para acceder, pero que no enseña nada sobre el arte de caminar

Para continuar con la lectura del artículo seguir el vinculo al blog de Arquitectura